Has rechazado las cookies. Puedes reconsiderar esta decisión

You have allowed cookies to be placed on your computer. This decision can be reversed.

Certificados AENOR para proyectos I+D+i de DIGIBÍS

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) ha concedido a diversos proyectos de DIGIBÍS el certificado que los acredita como Proyectos I+D+i.

Los trabajos de innovación tecnológica de DIGIBÍS con sus correspondientes certificaciones de AENOR han sido merecedores por parte del Ministerio de Ciencia e Innovación de sendos "Informes motivados", relativos al cumplimiento de requisitos científicos y tecnológicos, que han propiciado la aplicación de interesantes beneficios fiscales por actividades de investigación, desarrollo e innovación tecnológica en correspondencia con lo requerido por el artículo 35.4 a) del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo.

DIGIBÍS ha obtenido certificados para los siguientes proyectos:

En el "Informe motivado" de uno de los proyectos, emitido por el Ministerio de Ciencia e Innovación, y en el apartado "Evaluación científico-tecnológica" se lee:

"Se trata de un proyecto centrado en la integración normalizada de los procesos de creación, gestión, mantenimiento de bibliotecas digitales, así como en garantizar su interoperabilidad.

"El sistema DIGIBIB es un producto desarrollado hace años por DIGIBÍS para la gestión informática de instituciones de memoria (archivos, bibliotecas, museos y centros de documentación). Muchos programas de este tipo son adecuados para instituciones grandes. DIGIBÍS pone mucho énfasis en que DIGIBIB sea adecuado para instituciones de cualquier tamaño, incluyendo las de tamaño pequeño. DIGIBIB es actualizado continuamente para mantenerlo al día en sus prestaciones y para cumplir con estándares y recomendaciones bibliotecarias.

"Se trata de una clase de proyectos con escasa incertidumbre científica, ya que la biblioteconomía es una ciencia consolidada, con asociaciones, procedimientos, normas y recomendaciones reconocidos internacionalmente. Sin embargo, hay que destacar que se trata de un campo con un nivel tecnológico muy alto. La gestión informática de instituciones de memoria supone un reto enorme, especialmente para instituciones pequeñas, con pocos recursos.

Los problemas afrontados tienen un gran interés social. Las instituciones de memoria se utilizan por un gran número de usuarios y en numerosas instituciones (universidades, centros de investigación, archivos, etc.). Este impacto puede aumentar, si sus servicios se amplían para la participación social y la lectura de libros electrónicos, como propone el proyecto. Por último, hay que destacar, por su importancia cultural, la preservación digital."